Importancia del anteproyecto eléctrico para obras comerciales

Partir de las necesidades del cliente para diseñar un proyecto viable es una condición necesaria para garantizar un correcto funcionamiento de las instalaciones. En ese sentido, el ingeniero Gustavo Pérez indica que el estudio previo del proyecto es fundamental; sin embargo, resalta que lo más importante es la factibilidad de energía eléctrica en la zona en la que se construirá el centro comercial.

La falta de energía no es dato menor: este tipo de edificaciones utiliza grandes cantidades, siendo el sector de iluminación el que más consume. Es por ello que países como Japón o Venezuela, debido a sus respectivas crisis energéticas, han tomado diversas medidas para restringir el uso de la electricidad. En Caracas, a partir del 2010, se comenzó a limitar el horario de atención de 11:00 a 21:00 horas para ahorrar energía El ingeniero Martínez precisa que dentro de los centros comerciales la demanda energética es notable: “De allí parte todo su funcionamiento, y un buen plan debe dar constancia de ello. Se debe estimar el consumo que requieren las áreas comunes, los locales, el cálculo y diseño de los tableros, el alumbrado exterior e interior, las instalaciones de emergencia, control, equipos, accesorios, luminarias. Si se tienen en cuenta estos factores, se confecciona el proyecto de conformidad con la normatividad aplicable”, explica.

Otro elemento a considerar es el uso de la tecnología: la aplicación de software innovador, mano de obra capacitada y apego a la normativa vigente.

“Para las instalaciones eléctricas se debe prever con anticipación el uso de equipos especiales, como grúas y telehanders, ya que, por su capacidad y tamaño, deben ser de movimientos cuidadosos. Además, se tiene que contar con herramientas acordes a los trabajos por realizar para que se efectúen de forma profesional y con las medidas de seguridad adecuadas”, indica Gustavo Pérez.

La seguridad es uno de los puntos más relevantes. Además de respetar las distintas normas vigentes, como la NOM-001-2005, para instalaciones eléctricas, o la NOM-004-STPS-1992, para sistemas de protección y dispositivos de seguridad en la maquinaria y equipo que se utiliza en el trabajo, se deben emplear materiales que cuenten con la protocolización del Laboratorio de Pruebas de Equipos y Materiales (Lapem), de la Comisión Federal de Electricidad.

“Materiales como transformadores, cables, registros y pozos de visita; accesorios de conexión, entre otros, deben presentar la certificación correspondiente. Los lineamientos de seguridad e higiene nunca deben pasarse por alto”, precisa Fonseca.

Con información de ConstructorEléctrico

Entradas destacadas

SOLICITAR

MÁS INFORMACIÓN

Entradas recientes