7 tips para reducir tu consumo de electricidad


No hay nada que enoje más que revisar tu recibo de luz y ver que ha llegado con una cantidad exorbitante. aquí unos tips para saber cómo reducir la cantidad y el consumo no sea demasiado.

1- OLVIDATE DEL FRÍO POLAR.

Los días de calor, sobre todo si vives en alguna ciudad del norte del país, pueden ser realmente agobiantes. Pero eso no significa que hagas de tu casa una heladera. Lo ideal es que pongas tu aire en 24 grados: de esta manera el equipo se enciende un 33% del tiempo, en cambio si lo pones en 18 grados, va a estar el 90% del tiempo prendido y el consumo de energía es mucho más grande.

2- OJO CON EL HORNITO ELÉCTRICO.

Es cómodo, se limpia fácil y calienta más rápido que el horno a gas. Pero ten cuidado a la hora de usarlo: uno chico a grill consume alrededor de 3.000 watts, pero uno de los grandes empotrado en una pared llega a los 10.000. Si vas a cocinar para mucha gente, te conviene usar el horno principal. Y sólo úsalo para calentar el pan o hacer unas milanesas. Si tiene reloj, regúlale el tiempo para lo justo y necesario.

3- A OSCURAS ES MEJOR.

Si te levantas de la cama a medianoche para ir a buscar un vaso de agua, apaga la luz de la cocina una vez que hayas bebido. Es muy común que vayamos dejando las luces prendidas a medida que avanzamos por los distintos ambientes de la casa, sobre todo si hay pasillos. Quita esa mala costumbre y no dejes ninguna lamparita encendida si no es necesario.

4- ESA CAFETERA.

Aunque tengas que hacer una inversión, en tu casa reemplaza los electrodomésticos modernos por los vintage. Calentar agua con electricidad demanda demasiada energía: alrededor de 900 watts.

5- APAGA Y DESCONECTA.

Es muy común que a la noche se deje la computadora encendida: error. Los aparatos en posición de espera o "stand by" llegan a representar hasta un 70% del consumo diario. Antes de irte a dormir desconecta todo lo que no uses.

6- MODERNÍZATE.

Un refrigerador de los antiguos (que tenga más de diez años) tiene un alto consumo eléctrico. En cambio, si tienes uno de bajo consumo vas a gastar 1/3 menos de electricidad. Y otra cosa: no te olvides de descongelar el congelador de vez en cuando, ya que la escarcha es sinónimo de hasta un 20% extra de energía.

7- JUNTA Y LAVA.

A nadie le gusta acumular ropa sucia, pero tampoco tiene sentido que andes lavando de a tres prendas locas. Usa la lavadora llena, así ahorras agua y electricidad. También trata de usar agua fría para que el consumo sea menor (la diferencia es de 300 voltios contra 3 mil por lavar con agua caliente).

Entradas destacadas

SOLICITAR

MÁS INFORMACIÓN

Entradas recientes