Cómo se hace una construcción eléctrica industrial

Una instalación eléctrica industrial es un proyecto que requiere gran atención y experiencia, ya que es el sistema fundamental para la producción y el resto de las actividades necesarias en cada industria. Para realizar una instalación eléctrica exitosa es necesario contar con personal certificado, ejercer las ‘buenas prácticas’ de ingeniería, montaje y usar materiales de calidad. Además, es necesario establecer un plan para que se pueda facilitar la entrega de un proyecto, optimizando material, tiempo y esfuerzo.

INICIO

Con la entrega de la licencia de obra puede iniciarse el proyecto eléctrico industrial. Las instalaciones eléctricas son la única especialidad que se rige por una Ley de orden federal. Para los demás casos, se debe de cumplir con leyes municipales o estatales.

La Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica y sus Reglamento, y de manera complementaria, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y su Reglamento constituyen el marco legal bajo el cual se deben construir las instalaciones.

LA PLANIFICACIÓN

En esta etapa se toman decisiones sobre el curso de acción para que el proyecto industrial logre sus objetivos.

Cabe resaltar que es de vital importancia la participación de un ingeniero electricista o mecánico electricista habilitado en el diseño de una instalación eléctrica, la cual debe considerar lo establecido por las Normas de Referencia de Comisión Federal de Electricidad (CFE) o por las Normas Oficiales Mexicanas, dependiendo del tipo y tensión de las instalaciones.

Determinación de la carga eléctrica de la instalación

Paso 1: Calcular la carga eléctrica (número de equipos) que se estima requerirá el proyecto, así como su proyección futura, sus características y datos de operación, qué espacios se disponen y cómo estarán distribuidos, entre otros.

Paso 2: Seleccionar el conductor eléctrico adecuado para la instalación: libre de halógenos y no propagador de llama; de espesor (calibre) adecuado para transportar la energía que demande la carga (determinada en el paso anterior), que minimice el impacto ambiental y que contribuya con la calidad de energía del sistema. Se sugiere la revisión de la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEDE-2005 para instalaciones eléctrica de utilización, NOM-007-ENER-2004 para edificios no residenciales y NOM-013-ENER-2004 para sistemas de alumbrado en vialidades y áreas exteriores públicas.

Paso 3: Seleccionar las protecciones eléctricas:

– Termomagnéticos (para proteger a los cables seleccionados en función del calibre escogido)

– Diferenciales (para proteger a las personas contra electrocuciones)

– Sistema de Puesta a Tierra para el 100% de la instalación (camino que permitirá dispersar en tierra cualquier corriente de fuga o falla que pueda poner en peligro a la instalación, los equipos y los seres vivos).

Paso 4: Considerar adicionalmente, la disponibilidad y características del suministro de energía, el pre-dimensionamiento y ubicación de los elementos necesarios para la instalación, los requerimientos particulares del proyecto, la preferencia de materiales y el alcance de la propuesta de trabajo en términos generales.

Desarrollo de la propuesta

En las especificaciones de la propuesta de trabajo se deben colocar las generalidades del proyecto, las condiciones contractuales, las características detalladas de los materiales a utilizar, las normas oficiales a seguir, el presupuesto de la obra, la programación del trabajo (calendario) y el flujo de fondos o forma de pago. Asimismo, es parte de este proceso definir el alcance de la obra, los costos, el tiempo estimado de ejecución, los parámetros de calidad, el personal, los riesgos asociados y la adquisición de los materiales.

El plano

Toda la información recabada debe incluirse en un plano que contenga los símbolos universales correspondientes, la localización en plantas de cada uno de los servicios de energía requeridos, las rutas de acomedida de media y baja tensión, los cuadros de carga, el dimensionamiento de equipos y espacios y algunos detalles constructivos.

EJECUCIÓN

Si se realizó una buena planificación, la ejecución será un proceso sencillo. Implica coordinar personas y recursos, así como integrar y realizar actividades del proyecto en conformidad con la planificación aprobada por el cliente y el responsable de obra. Será necesario disponer de personal técnico calificado y certificado que pueda desarrollar con pericia las indicaciones del ingeniero plasmadas en los planos. Del mismo modo – y como parte del plan de adquisiciones – será necesario disponer de productos certificados que agreguen valor al trabajo realizado, aseguren la calidad y contribuyan con la seguridad de la instalación y de los futuros usuarios de la edificación.

CONTROL

Con el propósito de garantizar el éxito de un proyecto, será necesario medir, supervisar y regular el progreso y desempeño del proyecto, así como para identificar las áreas en las que el plan requiera cambios a fin de asegurar la calidad de los productos y servicios especificados en los planos y las memorias descriptivas del proyecto.

CIERRE

En esta etapa se formaliza la aceptación del producto, servicio o resultado. Involucra la conformidad de la obra por parte del cliente, así como la entrega de la documentación actualizada del proyecto.

Finalmente, una vez entregada la edificación, es preciso medir y verificar las instalaciones eléctricas de las edificaciones para vivienda de manera previa a la puesta en servicio y posteriormente de manera periódica, con el propósito de comprobar si el material eléctrico instalado permanentemente es conforme según normas (certificados) y ha sido elegido e instalado correctamente o no presenta signos de deterioro.

Con información de Costos.

Entradas destacadas

SOLICITAR

MÁS INFORMACIÓN

Entradas recientes