11 pasos para mantener tu instalación eléctrica en buenas condiciones


Es muy importante mantener en buenas condiciones la instalación eléctrica de nuestro hogar con el fin de alargar la vida útil de los aparatos eléctricos, conseguir un mejor consumo de energía eléctrica y, sobre todo, fortalecer la seguridad de nuestro hogar, ya que una instalación eléctrica defectuosa y sobrecargada aumenta la probabilidad de incendio dentro de nuestra casa.

Por este motivo, es muy importante contratar a un especialista que revise periódicamente la instalación de electricidad para reparar a tiempo conexiones en mal estado, interruptores que funcionan mal o contactos deteriorados con el paso del tiempo.

Asimismo, es importante seguir una serie de pautas de actuación para mantener y cuidar la instalación eléctrica de nuestra casa:

  1. Evita enchufar varios aparatos eléctricos en una sola toma de corriente, ya que se puede producir una sobrecarga que queme la instalación o algunos de los aparatos conectados y originar un incendio.

  2. Desenchufar todos los aparatos tomando el enchufe con la mano, nunca tirando del cable, para evitar que los cables se pelen o rompan y exista el riesgo de cortocircuito o electrocución.

  3. Comprobar siempre que el voltaje es el adecuado y que la potencia de la instalación es suficiente para la potencia de cada aparato.

  4. No manipular con las manos mojadas o descalzo ningún artefacto o instalación eléctrica .

  5. Si hay niños en la casa, tapar los enchufes y mantener los cables fuera de su alcance.

  6. Si notas conexiones en mal estado, no esperes a que se rompan del todo. Estas conexiones son ideales para quemar aparatos eléctricos y para provocar principios de incendios. Para evitar accidentes a tiempo, reemplaza todos los interruptores que no se encuentren en buenas condiciones.

  7. Si se ha quemado algún fusible de una fase, comprueba si no hay algún cortocircuito antes de volver a instalar uno nuevo.

  8. Si vas a cambiar un fusible quemado, hazlo por uno nuevo, no utilices uno viejo, aunque creas que se encuentra en buen estado.

  9. Si algún electrodoméstico (licuadora, tostador, ventilador, etc.) o cualquier otro tipo de artefacto da corriente al manipularlo, produce chispas o calienta el cable, consulta con un profesional de inmediato.

  10. El agua y la electricidad nunca deben estar juntas. Si notas una fuga de agua que esté dañando tus muros o techos, llama a un electricista (además de hablar al plomero) para que revise que no haya daños en los conductos por donde pasan los cables de la instalación eléctrica.

  11. Finalmente, llama a un especialista para que revise y realice las mejoras y/o reparaciones que sean necesarias, además pídele que corrobore que los conductores eléctricos o cables se encuentren correctamente dimensionados, pues de esto dependerá la operación eficiente y segura del sistema eléctrico.

Con información de Murimar Seguros, Electricidad FM y Grupo RPP.

Entradas destacadas

SOLICITAR

MÁS INFORMACIÓN

Entradas recientes